Cuando adquieres unas sábanas nuevas, es habitual que éstas presenten un tacto más áspero y rígido del que esperabas. Por suerte, esas primeras impresiones que no terminan de convencerte son sólo algo pasajero.
Leer más