Copas de vino y copas de cristal

Copas de vino y copas de cristal

Hay 35 productos.

Características de las copas de vino

Al igual que la cubertería o la vajilla, la cristalería es un elemento que contribuye a la definición del estilo con el que decoras tus mesas. Tanto para el día a día como para tus eventos destacados, escoge siempre copas de calidad adaptadas al tipo de bebida que vayas a servir.

En esta sección de regalarhog...

Características de las copas de vino

Al igual que la cubertería o la vajilla, la cristalería es un elemento que contribuye a la definición del estilo con el que decoras tus mesas. Tanto para el día a día como para tus eventos destacados, escoge siempre copas de calidad adaptadas al tipo de bebida que vayas a servir.

En esta sección de regalarhogar.com encontrarás una variada oferta en copas de champagne, copas de vino, y en general copas de cristal de gran calidad en las que saborear los mejores momentos de la vida.

Las copas de vino no son solo un elemento decorativo con el que vestimos nuestras mesas a la hora de servir a los invitados en fiestas y celebraciones. Son una parte muy especial del menaje del hogar ya que sirven para resaltar las características del líquido que contienen.

Ese es el motivo por el que existen tantos formatos de copa diferentes: con el tallo más alto o más corto, el balón más o menos ancho, la altura más o menos elevada... Cuestiones como el tamaño, la altura o el grosor del cristal van a hacer que el líquido en su interior se oxigene de un modo determinado o mantenga una temperatura específica, aspectos que debes tener en cuenta a la hora de elegir tus copas.

Rasgos que definen una copa de cristal

Aunque desde el punto de vista funcional el objetivo de cualquier copa sea el mismo (verter líquidos en su interior), no todas las copas de cristal son iguales. A partir de su forma particular podemos deducir a qué tipo de bebida está destinada:

  • Copas de vino: hay que diferenciar entre las de vino blanco (con el cuerpo en forma de 'U' y más estrecho al llegar al talle), las de vino tinto (con el cuerpo más alto y ancho que las de vino blanco) y las de vino dulce (de talle alto y cuerpo estrecho).
  • Copas de champagne: son copas estrechas y elevadas (también denominadas tipo flauta).

Aparte de las particularidades que hacen que cada una de estas copas sean diferentes, existen unos rasgos estructurales comunes en todas ellas:

  • La base: es la parte que le da estabilidad a la copa. Tiene que ser lo suficientemente ancha para aguantar su peso cuando esté completamente llena.
  • El tallo: el punto de sujeción de las copas está en su tallo, una zona ubicada entre la base y el cuerpo por la que podemos agarrarla con firmeza sin calentar su contenido. Sujetando la copa por esta zona evitamos manchar el cuerpo con nuestros dedos, de manera que podemos ver el líquido con mayor claridad.
  • El cuerpo: la parte más importante de una copa de cristal tiene el fondo redondeado y su apertura siempre tiene un diámetro superior que el fondo.
  • La abertura: dependiendo del tipo de bebida podrá adoptar diversos tipos de formas. En cualquier caso, se trata de un corte recto y sin redondeces.

Mantenimiento de las copas

  • El cristal siempre queda más reluciente cuando se lava con agua caliente.
  • Para recuperar el brillo del cristal sumerge las copas en una mezcla de agua y vinagre y luego déjalas escurrir.
  • Lo mejor es que las copas se sequen al aire para que no se les quede ninguna pelusilla del trapo.
  • Para eliminar la cal, deja tus copas llenas de agua destilada durante varios días y luego límpialas con un cepillo de cerdas suaves.
Menos
Más
Aceptar

Al visitar Regalarhogar, aceptas nuestro uso de "cookies".