Colchones Infantiles

Hay 6 productos.

Descanso a medida con los colchones para niños

Después de todo un día jugando y descubriendo cosas nuevas, es de entender que los más pequeños de la casa tengan unas necesidades de descanso muy particulares. Es por ello que sus colchones son una parte del mobiliario de la habitación cuyo diseño tiene unas características específicas en cuanto a ...

Descanso a medida con los colchones para niños

Después de todo un día jugando y descubriendo cosas nuevas, es de entender que los más pequeños de la casa tengan unas necesidades de descanso muy particulares. Es por ello que sus colchones son una parte del mobiliario de la habitación cuyo diseño tiene unas características específicas en cuanto a morfología, textura y nivel de confort con el propósito de proporcionarles unas horas de sueño que les permitan recargar pilas para una nueva jornada de aventuras.

Aquí tienes toda una sección de colchones juveniles e infantiles con los que garantizar a tus hijos el descanso que se merecen, siempre con los mejores precios y la confianza de los productos de regalarhogar.com.

Colchones adaptados al descanso de los pequeños

Uno de los aspectos más relevantes de los colchones para niños es que al contrario de lo que sucede con los colchones para adultos estos deben adaptarse a su crecimiento. Eso implica que, a pesar de tener un tamaño más reducido del colchón estándar, tienen que estar diseñados para soportar ese cambio de peso y de constitución de tu hijo sin que ello afecte a su descanso.

El paso de la cuna a una cama no sólo es una transición sino que se va a convertir en una condición permanente durante mucho tiempo hasta que el niño alcance cierta edad y sea necesario realizar un nuevo cambio de colchón. Mientras tanto, el colchón infantil que hayas escogido va a tener que estar preparado para ajustarse a esta evolución y permitir que tu hijo recupere durante la noche y de manera saludable todas las energías que consume durante el día.

Características de los colchones infantiles

Por ahora ya hemos visto que los colchones para niños no son iguales que los colchones para adultos pero, de manera más específica, ¿cuáles son esas diferencias y similitudes entre ambos? Básicamente se pueden hacer dos tipos de clasificaciones.

Por un lado los colchones para niños se pueden diferenciar según la edad:

  • Hasta los 2 años de edad: son los denominados colchones para bebé, también llamados colchones de cuna, es decir, los primeros colchones que utiliza el niño. En esta etapa de sus vidas los niños pasan la mayor parte del tiempo durmiendo, por lo que son colchones firmes y cómodos, fabricados en materiales muy higiénicos.
  • Entre los 2 y los 9 años: en estas edades los niños duermen entre 9 y 12 horas y necesitan de un colchón de adaptabilidad media y de firmeza alta para tener un descanso reconfortante.
  • A partir de los 9 años: los cambios físicos a partir de estas edades empiezan a ser mucho más notables y el colchón tiene que ser muy firme para evitar que durante el descanso se produzcan puntos de presión que reduzcan el grado de confort.

Por otro lado el colchón para niño puede estar fabricado en diferentes tipos de materiales, lo cual también modifica considerablemente sus prestaciones. Los materiales de fabricación son los mismos que en el caso de los colchones para adultos:

  • Muelles: son los más transpiralbles y los más recomendables para niños que aún no controlan las ganas de orinar durante la noche.
  • Viscoelástica: son duraderos y adaptables, pero hay que garantizar siempre que sean bien firmes.
  • Látex: pueden ser muy recomendables en niños con alergias ya que pueden llevar un tratamiento especial.

Consejos básicos para la elección de colchones infantiles

  • Lo más recomendable es adquirir siempre un colchón nuevo y no aceptar colchones cedidos por familiares o amigos.
  • Es importante elegir un colchón con algún tipo de tratamiento antiácaros ya que las alergias en los niños son algo bastante frecuente.
  • Garantiza la higiene y el confort de tu colchón volteándolo al menos dos veces al año.
  • La vida útil de un colchón es de aproximadamente 10 años. Si quieres que aguante, evita que los niños los utilicen para jugar e insiste en que el colchón es únicamente para dormir.

Última actualización, Domingo 4 de Junio de 2017

Menos
Más
Mostrando 1 - 6 de 6 articulos
Aceptar

Al visitar Regalarhogar, aceptas nuestro uso de "cookies".