En esta época de invierno, en la que el frío se deja sentir con más intensidad, una de las preguntas que más nos hacemos es qué son las sabanas térmicas y cuál es la que mejor se adapta a nuestras necesidades.

Sabanas termicas

Las sabanas térmicas están especialmente indicadas para los meses más fríos, en los que nos encontramos la cama helada y nos cuesta mucho conciliar el sueño.

Estas sabanas debido a su composición aportan confort y ayudan a conseguir una temperatura adecuada durante el sueño, los principales tipos son sabanas de franela, sabanas coralina y sabanas pirineo.

-Sabanas de franela: son las sábanas más conocidas ya que llevan más años en el mercado, son las más usadas en climas medios-fríos, estas sabanas tienen una composición principalmente de algodón y se caracterizan porque se aplica un proceso de perchado (peinado mecánico) que extrae los extremos de las fibras, dotando a la prenda de una suavidad tan agradable al tacto como un copo de algodón, tienen una larga durabilidad. Su único inconveniente es que al ser principalmente de algodón, tardan más tiempo en secar y se arrugan un poco más, por lo que supone un mayor esfuerzo al plancharlas.

-Sabanas coralina: tienen las mismas ventajas que las anteriores pero están fabricadas en microfibra de poliéster 100%, con un acabado completamente aterciopelado. A pesar del grosor que tienen son bastante ligeras y presentan la ventaja de tener un secado más rápido que las sabanas de franela, además logran mantener el calor protegiéndonos de la humedad y del frío.

-Sabanas pirineo: están fabricadas en tejido de textil polar, tienen las mismas ventajas que las sabanas de franela y sabanas coralina, pero se diferencian en su composición que es principalmente poliéster y otros tejidos sintéticos. Tienen un tacto muy suave aterciopelado y secan bastante rápido. Es una opción más económica a las sabanas coralina.

Cuidado de las sabanas térmicas:
- Este tipo de sábanas deben lavarse antes de usarse por primera vez.
- Es mejor lavar estas prendas por separado porque pueden soltar pelillos que queden adheridos a otras prendas.
- Si utilizamos secadora, deben sacarse de la misma en cuanto estén secas, un secado en exceso puede provocar arrugas y desteñido prematuro.