La falta de espacio nunca ha supuesto una limitación a la hora de decorar un piso pequeño, aunque pueda parecer todo un reto, no es necesario hacer malabarismos ni complicados cálculos matemáticos para sacarle provecho a los metros cuadrados de tu vivienda. Así que ya puedes ir ampliando tus expectativas del mismo modo que en este post ampliamos las posibilidades decorativas de tu pequeño hogar.

Ideas para decorar piso pequeño

Grandes ideas para la decoración de un piso pequeño

Amplitud, modernidad, un precio de alquiler asequible… ¡No siempre se puede tener todo! Pero si tu mayor problema es que el piso al que acabas de mudarte te parece demasiado pequeño y no sabes cómo decorarlo, estás de suerte. En Regalarhogar.com tenemos las claves para que decorar el piso a tu medida no te resulte nada complicado. ¿Empezamos?

  • El salón: si tienes una ventana, aprovecha todo su potencial. Las ventanas son sinónimo de luz, de ventilación y, por lo tanto, también de amplitud. Conviértela en la protagonista de la estancia con unas bonitas cortinas que dejen pasar toda la claridad posible y con la que te sientas cómodo. Para crear diferentes ambientes dentro del propio salón, prescinde de las paredes y emplea el propio mobiliario: un sofá en L y sin brazos, butacas bajas, pufs y estanterías te servirán para ‘sectorizar’ el salón moldeando el espacio con elementos que, en un determinado momento, siempre puedes cambiar de posición. Un detalle: allí donde no llegue la luz natural, emplea luz halógena ya que ésta proyecta una sensación de amplitud mucho mayor.

  • La cocina: debes prescindir de los muebles altos o voluminosos ya que no sólo restan espacio sino también luminosidad. La cocina debe ser un espacio muy funcional en el que todo se pueda aprovechar. Los electrodomésticos grandes deben ubicarse en el lado más profundo, el fregadero tiene que adaptarse a las medidas del conjunto y no deben faltar cajones de gran capacidad que te sirvan para guardar los útiles de cocinar por un lado y que por otro funcionen también como despensa. En este sentido, presta especial atención a las esquinas: suelen ser zonas muy poco aprovechadas y en las que, sin embargo, hay mucho espacio. Entre el salón y la cocina puedes colocar una pequeña mesa de comedor que sirva como frontera o, si tienes algo más de espacio, una encimera que materialice mejor ese límite.

  • El dormitorio: ésta es una estancia que debe ‘respirar’. Aunque el piso sea pequeño, es importante que el dormitorio nunca de la sensación de estar empotrado en una esquina de la casa. ¿Cómo conseguir mayor amplitud? Si tienes la opción de sustituir la puerta tradicional por una puerta corredera, estarás ganándole a la estancia unos valiosísimos centímetros. Otra alternativa recomendable es la de sustituir el armario por un vestidor abierto, creando así un espacio mucho más diáfano. Al igual que en el resto de la casa, opta siempre por los colores claros y por los complementos de estilo minimalista. Piensa que en estos casos, menos es más. En lugar de colocar objetos, juega con la luz y con las tonalidades para obtener efectos de relleno mucho más efectivos.

  • El baño: reduce al máximo la profundidad del mobiliario que vayas a emplear en el aseo. No tienes por qué renunciar a la posibilidad de colocar una encimera, pero tanto ésta como el lavabo deberán tender hacia la horizontalidad para aprovechar mejor el plano de la pared. En los baños el efecto de amplitud se consigue sobre todo a través de la continuidad: procura que las piezas de tu aseo no estén ubicadas de manera que parezcan independientes las unas de las otras sino que haya cierta lectura longitudinal. Y no sobrecargues la decoración con nada que no resulte imprescindible si quieres que, además de más grande, el baño presente siempre un aspecto ordenado.