A veces basta con escoger en mantel adecuado para que una mesa convencional se transforme en el escenario perfecto para una elegante cena. Y es que una parte importante del efecto visual que ésta tiene en el conjunto del comedor está en la elección de los textiles. Aprende a decorar con manteles la mesa de la cocina y aprovecha las múltiples posibilidades que ofrece este tipo de complementos.

Ideas para decorar mesas de cocina con manteles

¿Con o sin mantel? Ésa es la cuestión

Sobre este tema no hay nada escrito. Simplemente es cuestión de gustos. Lo que no deja lugar a dudas es que el empleo de manteles en la mesa de la cocina, bien sea como herramienta decorativa bien como un complemento funcional, trae consigo numerosas ventajas.

La principal es que el mobiliario de tu cocina va a sufrir mucho menos las consecuencias de su uso continuado y de un desgaste diario que es imposible evitar. Aquí desayunas, aquí hacen tus hijos los deberes, tomas café con las visitas, depositas las bolsas de la compra o te preparas una cena rápida.

Pero a pesar de que se trata de un tipo de mueble muy funcional, no tienes por qué renunciar al estilo. Decorar mesas de cocina con manteles te permitirá cuidar mejor de su superficie al tiempo que le aportas a este espacio un toque de color y distinción. Incluso la mesa más sencilla se puede convertir en algo mucho más exclusivo si escoges el mantel adecuado.

Ideas originales para decorar la mesa de la cocina con manteles

El mantel de la mesa de la cocina no tiene por qué ser un elemento decorativo perenne. La mayoría de los hogares le restan importancia a este destacado mueble al que le das uso a diario, pero en Regalarhogar.com te vamos a enseñar cómo sacarle más partido también desde un punto de vista estético.

En primer lugar, convéncete: no dejes tu mesa de la cocina al desnudo y anímate a vestirla con los textiles y complementos más acordes a la decoración de tu hogar. ¿Cómo definirías tu cocina? ¿Es un espacio sobrio, divertido, moderno, tradicional, colorido…? Una vez que hayas encontrado ese concepto, dale vida empleando los manteles de cocina que mejor se adapten a su estilo.

  • Manteles de cocina coloridos: entre las muchas diferencias que existen entre las mesas de comedor y las de cocina está la cuestión del color. Éstas últimas dan mucho más juego a la hora de escoger diseños atrevidos ya que la cocina no deja de ser un espacio informal dentro del conjunto de tu hogar. Si no te van los estilos convencionales, aprovecha para darle rienda suelta a tu imaginación con manteles de cocina de colores llamativos.

  • Manteles de cocina superpuestos: lo importante en estos casos es jugar con los contrastes. Es un tipo de decoración con manteles que funciona muy bien en las cocinas más innovadoras porque permite realizar infinidad de combinaciones originales. Por lo general, el mantel de base siempre es de un color más claro que aquél que va superpuesto y que en estos casos no tiene por qué tener el clásico corte rectangular, cuadrado o circular.

  • Manteles de hule: en las cocinas todoterreno en las que desayuna, almuerza y cena toda la familia, hay que decorar teniendo siempre en cuenta lo que resulta más práctico. Y lo más práctico en estos casos son los manteles de hule. Eso sí, su funcionalidad no supone una limitación para la originalidad de sus diseños y puedes encontrar hules con todo tipo de estampación, desde formas geométricas hasta fotografías vintage.

  • Manteles antimanchas: por supuesto, no hay que olvidarse de las opciones más tradicionales. El mantel de tela de toda la vida también puede disfrutar de su parte de protagonismo en la cocina. Lo único que te recomendamos en estos casos es que optes por alternativas más prácticas a la hora de limpiarlos como son los manteles antimanchas.