Hoy desvelamos las diferencias entre sacos nordicos infantiles y edredones ajustables, uno de los problemas de cómo proteger a los niños del frío invierno por las noches está solucionado con los nuevos productos que están apareciendo en el mercado. Nos llegan muchas consultas sobre que producto es mejor para las camas de nuestros pequeños, en este post os explicaremos las principales diferencias.

 
Sacos nordicos infantiles:

Sacos nordicos infantiles

Los sacos nordicos infantiles son productos formados por tres piezas, una funda de almohada, una sábana bajera especial que lleva incluida una cremallera y el saco nordico propiamente dicho que se une a la bajera mediante esta cremallera, suelen fabricarse para camas de 90 cm y algunos fabricantes hacen también para camas de 105 cm.
Llevan un relleno sintético de microfibra que es extraíble, las ventajas de este relleno es que transpira mejor evitando que el niño sude y que se pueden elegir distintos tipos de grosor en función de la intensidad de frio, incluso se puede utilizar sin relleno en las épocas cálidas.
Existen dos tipos:, con fuelle, que permite una mayor amplitud de movimientos y sin fuelle para las primeras etapas del bebé.
- El saco nordico infantil sin fuelle es muy recomendado para hacer el paso del bebé de la cuna a su primera cama, ya que nos garantiza que no se destape y evita caídas de la cama, os recomendamos que los primeros días, vayáis subiendo progresivamente la cremallera para que el niño se acostumbre a ella, en estas etapas comprar un saco con su personaje de dibujos favorito ayuda en este importante cambio.
- El saco nordico infantil con fuelle está pensado para niños más mayores a partir de los cuatro años aunque se puede usar desde que son bebes, ya que son más grandes y necesitan más espacio, no se recomienda para niños mayores de 7 u 8 años porque se pueden sentir aprisionados y agobiarse dentro.
Ventajas:
- Evitan posibles caídas de los más pequeños.
- Garantizan que duerman tapados evitando resfriados.
- Son ideales tanto para camas normales como para camas nido y literas.
- Llevan el relleno extraíble por lo que se pueden utilizar todo el año.
- Facilitan mucho la tarea de hacer la cama para los propios niños dándoles una mayor independencia y una mayor confianza.


Edredones Ajustables:

Edredones ajustables

Los edredones ajustables son productos formados por una sola pieza, en la cual el relleno se ha incluido y cosido dentro de la misma como se hace con los edredones normales, lo que le proporciona un alto poder calorífico incluso mayor que una manta. El gramaje en función del fabricante puede variar entre los 150 y los 250 gr lo que nos permite escoger el más adecuado para nuestra zona de frío.
Llevan en la parte de atrás una goma que nos recuerda la forma que tienen las sábanas bajeras, y que encaja perfectamente en la parte de atrás del colchón de forma que una vez puesto, no se mueve y es muy cómodo de usar, dependiendo del fabricante, algunos llevan también una cremallera en la parte de delante para poder cerrarlo y dejarlo con forma de bajera.
Se recomienda para niños a partir de 7 u 8 años que ya necesitan más espacio en la cama para moverse y hay modelos tanto para niños como para adolescentes, suelen fabricarse en tamaños de cama de 90 y 105 cm, aunque ya hay algunos fabricantes que los fabrican previo encargo para camas de 135 cm.
Ventajas de los edredones ajustables:
- Garantizan que duerman tapados evitando resfriados.
- Son ideales tanto para camas normales como para camas nido y literas.
- Facilitan mucho la tarea de hacer la cama.
- Son productos especialmente diseñados para niños y adolescentes haciendo de sus habitaciones sitios exclusivos para ellos.