Por muchos cuidados y tratamientos que le des a tu alfombra, no hay nada más sencillo y efectivo que el lavado automático. ¿Te imaginas poder meter tus alfombras directamente en la lavadora de casa cada vez que te hiciera falta? La colección de alfombras lavables de Regalarhogar te permite disfrutar de un tipo de decoración muy atractiva, funcional y con un mantenimiento realmente sencillo.

Alfombras lavables en lavadora

¿Qué son las alfombras de algodón lavables y en qué te benefician?

Inicialmente se trataba de alfombras compatibles con los ciclos suaves de la lavadora, el agua fría y los jabones neutros. Pero las alfombras de algodón lavables han avanzado mucho y las opciones que ahora te puedes encontrar en el mercado son mucho más completas.

No tienes que temer por su color o por su tacto. Las alfombras lavables han sido fabricadas para garantizar su resistencia lavado tras lavado. Dentro de los textiles para el hogar, son unas auténticas ‘todoterreno’ cuya vida útil está asegurada por mucho tiempo. Su mantenimiento es verdaderamente sencillo. Todo depende del tamaño de tu lavadora y el de tu alfombra. Siempre que estos dos aspectos sean compatibles, no encontrarás ninguna complicación a la hora de lavarlas con un programa automático y tenerlas listas para usar en cuestión de horas.

Normalmente se trata de tejidos 100 % algodón que admiten temperaturas de lavado de hasta 30º C y para las que no es imprescindible la aplicación de ciclos cortos (como suele ser el caso de las prendas más delicadas). Se recomiendan los jabones neutros para mantener la calidad del tejido durante más tiempo, pero lo cierto es que se trata de textiles muy resistentes que responden muy bien a los tratamientos habituales.

Alfombras lavables: la alternativa perfecta para la habitación de los niños

Las alfombras son un complemento decorativo muy vistoso y de gran utilidad, sobre todo durante el invierno. Transmiten calidez, le ponen un original punto de color a tus estancias y te permiten descalzarte en casa y disfrutar de una agradable sensación hogareña.

En el caso de las alfombras infantiles, son algo más que eso. En la habitación de los niños la alfombra es un complemento muy útil, cuando no imprescindible. El espacio de actividad de tus hijos se amplía al añadir uno de estos elementos de decoración. Sobre ella pueden jugar, hacer los deberes y aprovechar mejor todas las posibilidades de su habitación sin necesidad de sobrecargar el espacio con muebles. La contrapartida es que las alfombras infantiles se ensucian con mayor frecuencia y su mantenimiento puede resultar un tanto engorroso.

Las alfombras de algodón lavables son la solución perfecta a este problema. Te proporcionan lo mejor de las alfombras infantiles (diseños originales, colores llamativos, texturas cómodas) y lo más práctico de otro tipo de textiles para el hogar: la posibilidad de meterlas en la lavadora y olvidarte de las manchas sin necesidad de recurrir a técnicas de limpieza manual.

Ten a punto las alfombras de tu hogar sin el menor esfuerzo. Las alfombras de algodón lavables en la lavadora te permitirán ahorrar tiempo y dinero en la limpieza de casa. No se decoloran, no sacan pelusa y no se deshilachan. Están fabricadas para funcionar en todos los ambientes sin exigir ningún cuidado específico.