Dale un aire nuevo al cuarto de los peques. Es una estupenda oportunidad para poner en práctica tus habilidades como decorador y demostrar que la originalidad y la fantasía es algo que no tiene por qué perderse con la edad. Para poner en práctica estos consejos de decoración en habitaciones infantiles no necesitarás habilidades especiales. Tan sólo el deseo de hacer algo original y divertido con lo que garantizar la comodidad y la ilusión de tus hijos.

Consejos para decorar habitaciones infantiles

Ideas originales con las que tus hijos alucinarán

¿Qué conoces de los gustos de tus hijos? Al fin y al cabo este es su espacio y ellos deberían ser los protagonistas. Sorpréndelos con el diseño de una habitación con la que se sientan totalmente cómodos e identificados. Tienes a tu alcance numerosas herramientas para conseguirlo.

  • Textiles con sus personajes favoritos. Es todo un clásico en la decoración de habitaciones infantiles. Sábanas, mantas, fundas nórdicas, cojines, almohadas e incluso cortinas protagonizadas por los personajes de ficción que mas le ilusionan.

  • Papel pintado. Las paredes de un cuarto infantil son las que más “sufren” de toda la casa. Los niños llevan un ritmo de actividad que hace que los descuidos con la limpieza de las paredes estén a la orden del día. El papel pintado lavable no sólo protege estas zonas sino que además les imprime personalidad. Puedes combinarlo con zócalos a media altura para garantizar la máxima protección.

  • Muebles modulares y plegables. La cuestión del espacio es fundamental en la habitación de un niño. Aprovecharás mejor las dimensiones de su cuarto con un tipo de mobiliario que te permita mantener todo más ordenado y ampliar el espacio disponible para el juego, el estudio y el descanso. El mobiliario versátil, desplegable o tipo nido te resultará especialmente útil.

  • Decora con seguridad. Algunos elementos decorativos como las alfombras pueden resultar un peligro si no se eligen de la manera adecuada. Utiliza alfombras grandes, que no se arruguen ni se deslicen y que te permitan emplear el suelo como una zona de juego segura. En ventanas, puertas, armarios y enchufes, recurre a los mecanismos de seguridad que impidan su incorrecta manipulación. Y en cuanto a las soluciones de almacenamiento (estanterías, repisas, cajas…), asegúrate de que lo esencial siempre quede al alcance de la mano de tus hijos.

Decoración de habitaciones infantiles: sueños que se hacen realidad

Si tenemos en cuenta que éste es un espacio para la diversión y la creatividad, qué mejor manera de construirlo que con tus propias manos. Aprovecha esta oportunidad para pasar un rato divertido con tus hijos trabajando en todo tipo de manualidades que puedan servir como complemento a la decoración de su habitación.

Las paredes de su cuarto son un lienzo en blanco esperando a convertirse en algo más divertido. Puedes decorarlo con vinilos, pegatinas, banderas, letras, dibujos… Reserva al menos un pequeño espacio de la estancia para este tipo de accesorios tan personalizados que no los encontrarás en ningún otro lado: son producto de tu imaginación.