Son suaves, ligeras y no retienen la humedad. Proporcionan un tacto muy agradable y una ligereza que se agradece especialmente en las noches de verano.

Y como son tan transpirables, resultan perfectas para quienes tienen una piel particularmente sensible. Las sábanas de algodón son el elemento más popular de la ropa de cama.

Y con todas estas características tan atractivas, ¿no crees que se merecen un tratamiento especial para que te duren más tiempo?.

Cómo se lavan las sábanas de algodón

Instrucciones para el correcto lavado de las sábanas de algodón

A pesar de que también es una opción válida, no hay ningún motivo especial por el que debas lavar a mano tus sábanas de algodón.

Es mucho más cómodo y sencillo hacerlo en la lavadora, aunque este proceso también tiene algunos trucos que te presentamos a continuación de manera detallada:

  • Revisa la etiqueta de tus sábanas por si hubiera alguna indicación especial acerca del tratamiento que les debes dar.
    Cuando hablamos de sábanas de algodón, nos referimos de manera genérica a un producto que puede estar fabricado únicamente de fibras naturales o, como sucede en la mayoría de los casos, ser una composición de diferentes tipos de fibras, algunas sintéticas como el poliéster.

  • ¿Qué temperatura debes escoger? Las sábanas de algodón nuevas podrían encoger entre un 3 y un 12% (dependiendo de la calidad de los tejidos), pero sólo durante el primer lavado.
    Una vez superado este paso, las sábanas de algodón mantendrán intactas sus medidas.
    Por eso se recomienda que, en caso de ser posible, las laves a una temperatura de 40ºC (incluso 60ºC si son sábanas de calidad y consideras que están muy sucias).
    De este modo, no sólo acabas con las suciedad sino con los ácaros, bacterias y otras amenazas para tu salud.

  • Puedes elegir el detergente que más agradable te resulte, pero no olvides prestar atención a las recomendaciones sobre cantidad de producto.
    Es habitual emplear más detergente del que las prendas verdaderamente necesitan, provocando que el aclarado no sea perfecto y las sábanas se queden demasiado rígidas al final del proceso de lavado.

  • Las lavadoras más modernas suelen contar con un programa específico para el lavado de prendas de algodón.
    De no ser tu caso, elige un lavado con agua templada y centrifugado suave, sobre todo si las sábanas incluyen bordados.

  • Si no tienes tiempo, llueve o no dispones de espacio para tender, mételas en la secadora con un programa corto y para tejidos delicados.
    Si vas a tenderlas, que sea sin que les de la luz del sol directamente. Si las pones en horizontal y lo más rectas posibles, no tendrás ni que plancharlas.

3 tips para mejorar el aspecto y la salud de tus sábanas de algodón

  1. Lava las sábanas de algodón una vez por semana o, como mucho, cada 15 días.
    Así evitarás que cojan malos olores o que acumulen ácaros y bacterias que podrían provocar reacciones alérgicas en tu piel.

  2. No laves las sábanas de algodón con otras prendas de ropa. Aprovechando que ocupan bastante espacio en la lavadora, realiza un lavado independiente para que puedan moverse mejor en el interior del bombo y los resultados sean más efectivos.
    Por otro lado, algunos tejidos desprenden pelusas que quedan adheridos a las sábanas.

  3. Añade media taza de bicarbonato al detergente para dar luz a los colores, blanquear las zonas amarillentas y desodorizarlas.