Los textiles tienen una presencia muy destacada en la decoración del hogar. Desde la tapicería que escoges para tus sillones y sofás hasta la ropa de cama y, por supuesto, las cortinas, vestir tu hogar con elegancia y personalidad depende mucho de este tipo de complementos.

Lo más complicado con respecto a las cortinas y visillos es la elección del diseño que más se ajusta al estilo de tu casa. Por lo que respecta a la colocación de los rieles, lo puedes hacer tú mismo y con muy pocas herramientas.

Cómo poner un riel de cortina

Colocación de un riel de cortina paso a paso

En el mercado existen diferentes sistemas para abrir y cerrar tus cortinas. Uno de los más prácticos es el de rieles, porque con tirar de una cuerda desde un lateral podrás controlar el movimiento de las cortinas.

Los rieles pueden ser de muchos tipos (de varias calles, extensibles, manuales, para onda perfecta, acoplados en la barra…) y con numerosas variedades de correderas (con ruedines, de PVC, motorizadas…), pero su mecanismo de instalación es prácticamente el mismo en todos los casos.

El método que te mostramos a continuación es estándar y te servirá para tener listos tus rieles en muy poco tiempo:

  1. Comprueba el ancho de la ventana con un metro para saber el tamaño del riel que debes comprar. También hay rieles extensibles que se pueden adaptar a cualquier medida de ventana.

  2. Deja a ambos lados de la ventana una medida idéntica, entre los 15 y los 20 cm, y marca los puntos en los que se van a realizar los orificios para colocar los ganchos que sujetan el riel (o rieles). Estos puntos de sujeción siembre van a estar en el centro y en los dos laterales de la ventana.

  3. Utiliza un taladro con la broca adecuada para realizar los orificios en los que vas a fijar los anclajes (mínimo tres anclajes, aunque podrían ser más en función del ancho de la ventana).

  4. Introduce en cada orificio su correspondiente taco de nylon y coloca los soportes de agarre en la pared empleando tirafondos. El soporte para el riel debe quedar a una distancia de uno 10 cm para evitar que la cortina toque la pared o los radiadores.

  5. Instala el riel (o rieles) sobre los soportes que ya has fijado a la pared. Ahora sólo te queda colocar en ellos las cortinas o visillos, que se engancharan de forma diferente dependiendo del sistema que hayas elegido.

Consejos para la instalación de rieles en casa

Aunque el proceso de instalación de rieles para las cortinas es tan sencillo como lo que te hemos mostrado en el paso anterior, antes de proceder a realizar los orificios para los anclajes, sería conveniente que prestaras atención a los siguientes detalles para asegurar su máxima funcionalidad:

  • El punto de anclaje intermedio debe estar a una posición equidistante entre los dos anclajes laterales para que el peso de las cortinas o visillos quede bien distribuido.

  • Antes de instalar tus rieles, asegúrate de cuál es el lado de apertura que más te conviene: ¿a la derecha o a la izquierda de la cortina? Ten en cuenta la arquitectura de la estancia y la distribución de los muebles.

  • Dependiendo de las cortinas con las que quieras decorar la estancia, ten en mente que existen rieles de apertura central y rieles de apertura lateral.

  • Utiliza los rieles adecuados en función del peso de la cortina. Si los sobrecargas, el mecanismo no funcionará correctamente.