Los niños crecen demasiado rápido y guardar la ropa del bebé puede convertirse en una misión imposible si no te marcas unas pautas de orden y colocación desde el primer momento. Te sorprenderás de lo mucho que pueden cundir los cajones de la cómoda o los estantes del armario cuando organizas la ropa de tu bebé aplicando los trucos que te facilitamos en Regalarhogar.com

Cómo organizar ropa de bebé

Organización de la ropa de bebé: todo listo para usar

¿Pensabas que lo de llenar los armarios de ropa era sólo cosa de la adolescencia? Aunque todavía no tengan la capacidad necesaria para elegir su vestuario de diario, a los bebés les encanta acumular prendas de ropa en el armario. Es fácil de entender: se manchan con frecuencia, crecen muy rápido y necesitan sentirse muy cómodos todo el día para estar felices. Todo esto se traduce en una necesidad casi constante de tener a mano prendas de ropa de lo más dispares con las que hacer frente a un cambio de pañales, una salida a la calle o la hora de la siesta.

La organización de la ropa del bebé no sólo te garantizará su comodidad sino que te hará más sencillas tus tareas como padre. Por suerte, por más ropa que acumules, se trata de prendas tan pequeñas que siempre encontrarás el lugar adecuado para su colocación. Sólo es cuestión de dedicarle algo de tiempo a la planificación preliminar:

  • Hazte con un armario para bebé, es una inversión que vale la pena. Están especialmente diseñados para que aproveches al máximo todas las prestaciones: cajones, barras, estantes… En un armario normal los espacios son tan grandes que no podrás sacarle tanto partido.

  • Si a pesar de todo optas por emplear un armario para adultos, personalízalo. Piensa que donde hay una barra puedes colocar otra inferior (la ropa para bebés no es larga). Recurre a las cestas (de plástico o de mimbre) y a los cajones (rígidos o de tela) para tener todo mucho más localizable.

  • Utiliza divisores en los cajones de los armarios, mesillas o cómodas. Así podrás clasificar las prendas por categorías y no hacerte un lío a la hora de buscar algo en concreto.

  • Compra perchas específicas para ropa de bebé. Tratar de colgar un vestidito en una percha para adulto no sólo es tarea imposible sino que además puede acabar deformando las prendas más delicadas.

Trucos para mantener organizada la ropa de tu bebé

Una vez que ya tienes adaptado tu espacio para guardar y organizar la ropa de bebé, lo interesante es conservar ese orden sin que ello suponga una tarea extra en tu día a día. Aquí van algunos trucos para evitar complicaciones:

  • Guarda en cajones herméticos la ropa que ya no vayas a emplear. Si ya no le sirve a tu bebé, piensa en la opción de regalarla a alguien que le pueda dar uso.

  • Mantén la ropa clasificada por tallas, colores o temporadas.

  • Conserva todas las prendas en un mismo espacio. Es más complicado localizar algo cuando la ropa del bebé está dispersa por diferentes lugares de la casa.

  • Puedes planificar toda la ropa de la semana dividiéndola en 7 compartimentos diferentes y colocando en cada uno de ellos lo que tu bebé suele necesitar durante una jornada normal. Ahorrarás tiempo y espacio en tus armarios.