Las alfombras de pelo largo son un complemento decorativo muy popular en los hogares, sobre todo durante el invierno.

Aportan calidez y confort a tu casa, pero también pueden convertirse en un foco de ácaros y suciedad si no reciben el tratamiento adecuado.

Tú mismo puedes encargarte de la limpieza de las alfombras de pelo largo para mantener su buen estado y garantizar su durabilidad.

Cómo limpiar las alfombras de pelo largo

Truco casero contra la suciedad en las alfombras de pelo largo

De todas las categorías de alfombra existentes en el mercado, las de pelo largo son probablemente las que brindan mayor calidez.

Son alfombras típicamente invernales, destinadas a hacer que cada paso en las estancias de tu hogar sea mucho más agradable y reconfortante.

El problema es que, dadas sus particularidades (tejidos mullidos y compactos, con cierta profundidad), son también un imán para la suciedad.

No se trata únicamente de un problema superficial. Debido a las propias características del tejido, los ácaros, el polvo y la basura de los zapatos pueden quedar atrapados en el fondo de la alfombra, haciendo necesaria la limpieza rutinaria.

Para que nada de esto te suponga un problema, aquí tienes un truco casero con el que podrás limpiar tu alfombra de pelo largo de algodón o materiales sintéticos sin que se deteriore:

  • Coloca al final del tubo de la aspiradora el accesorio para la limpieza de tapicería o el cabezal más ancho.
    Es muy importante emplear este cabezal para evitar que un hilo pudiera enredarse durante el proceso.
    Aspira toda la superficie, a media potencia (si es posible regularla) y con líneas rectas, sin movimientos bruscos sobre el tejido.

  • En una botellita con pulverizador, mezcla 50 ml de vinagre blanco con 250 ml de agua. Agita bien el contenido y rocíalo sobre la superficie de la alfombra.
    El vinagre blanco es un excelente limpiador y desinfectante natural. No tengas miedo por el olor porque no se quedará impregnado en tu alfombra.

  • Cuelga la alfombra en algún lugar de casa en el que pueda ventilarse (nuca expuesta al sol directamente) y déjala secar durante unas dos o tres horas.

  • Transcurrido ese tiempo, vuelve a aspirarla con el accesorio de limpieza de tapicería.
    Habrás logrado eliminar los malos olores así como la suciedad incrustada en las fibras más profundas.

No debes emplear este truco en el caso de que tu alfombra esté fabricada total o parcialmente en seda o lana ya que sin quererlo podrías dañar las fibras y estropear su elegante apariencia.

En estos casos, el mejor método para un mantenimiento casero es que sacudas tus alfombras de manera regular y las dejes airearse apropiadamente.

¿Cada cuánto tiempo limpiar las alfombras de pelo largo?

A pesar de que en cierto modo las alfombras de pelo largo son algo más delicadas que las que no tienen pelo, no hay motivos para que te obsesiones con su limpieza.

Puedes ralentizar la velocidad con la que se ensucian colocando una zapatera en la entrada de casa para descalzarte nada más llegar o evitando que tus mascotas se recuesten sobre ellas.

En cualquier caso, el mantenimiento rutinario de una alfombra de pelo largo implica al menos una limpieza semanal con aspiradora y cada dos semanas con el truco del agua y el vinagre.

De este modo, te ahorrarás el trabajo de realizar limpiezas más profundas y costosas.