A mano, a máquina, en seco… Desde la comodidad de tu hogar o contratando los servicios de un establecimiento especializado.

Existen numerosas maneras de tener siempre limpias y cuidadas tus fundas para sofá, pero en Regalarhogar te animamos a emplear las más sencillas, efectivas y económicas siguiendo unas pautas de lo más fáciles.

Cómo lavar fundas de sofá

¿Puedes lavar tus fundas para el sofá en la lavadora?

Como ya hemos repetido en numerosas ocasiones, lo más importante a la hora de proceder al lavado de los textiles del hogar es remitirte a las recomendaciones del fabricante.

En la etiqueta de la prenda aparece reflejada toda la información que necesitas para realizar un lavado en condiciones y con todas las garantías de que la funda para el sofá no resultará dañada.

¿En la etiqueta no aparece el símbolo de un cubo tachado? Entonces puedes meterlas en la lavadora sin problema teniendo en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Lava la prenda sola y del revés para proteger el tejido y sus colores.
  • Cierra cremalleras, broches o partes con velcro.
  • Selecciona programas de lavado delicados y siempre con agua fría.
  • No abuses del detergente, aunque se trate de uno natural o poco agresivo.
  • Aplica centrifugados cortos y de no más de 1.400 rpm.
  • Si secas al aire libre, abre nuevamente las cremalleras, broches o velcros.
  • En los secados automáticos, emplea programas para prendas delicadas.

Otras opciones de lavado para fundas de sofá

El lavado manual también es una alternativa que deberías contemplar en el caso de que trates con fundas para sofá especialmente delicadas.

El proceso es similar al que realizarías con una lavadora, pero te llevará algo más de tiempo hasta completarlo de manera eficaz.

Eso sí, una vez que lo hayas probado, te resultará mucho más sencillo aplicarlo en sucesivas ocasiones.

El truco de un buen lavado a mano de las fundas para el sofá está en el proceso de aclarado.

Empapar las fundas para sofá y aplicarles el detergente necesario es muy sencillo: sólo tienes que colocarlas del revés en un recipiente lo suficientemente amplio (la bañera, por ejemplo), y sumergirlas en agua con la cantidad de producto limpiador recomendada por el fabricante del detergente.

Las fundas para sofá deberán permanecer sumergidas durante una hora antes de proceder al enjuague.

Este proceso se realizar también con agua fría y en repetidas ocasiones hasta que el agua del lavado salga totalmente transparente, indicando que no quedan restos de detergente que eliminar.

Cuando termines de lavarlas puedes realizar el mismo proceso de secado que si las hubieras sacado de la lavadora.

Sin embargo, has de tener en cuenta que, al no haber hecho centrifugado, las fundas para sofá estarán mucho más húmedas que tras un lavado automático.

Para evitar que cojan olor a humedad, conviene emplear la secadora o bien lavarlas en un día soleado para asegurarte de que se secarán lo antes posible.

También te puede interesar...

Noticias: cómo lavar una manta de lana en la lavadora
¿Cómo lavar una manta de lana en la lavadora?

Noticias: cómo lavar fundas de sofá en la lavadora
¿Cómo lavar fundas de sofá en la lavadora?

Noticias: cómo lavar un edredón a mano
¿Cómo lavar un edredón a mano?

Noticias: cómo se limpia un estor enrollable
¿Cómo se limpia un estor enrollable?

Cómo lavar una manta que no cabe en la lavadora
¿Cómo lavar una manta que no cabe en la lavadora?

Noticias: cómo limpiar las alfombras de pelo largo
¿Cómo limpiar las alfombras de pelo largo?

Noticias: cómo lavar colchas en lavadora
¿Cómo lavar colchas en lavadora?

Noticias: cómo lavar cortinas blancas
¿Cómo lavar cortinas blancas?

Noticias: cómo limpiar muebles de madera con vinagre
¿Cómo limpiar muebles de madera con vinagre?

Noticias: diferencias entre sacos nórdicos infantiles y edredones ajustables
Diferencias entre sacos nórdicos infantiles
y edredones ajustables