El sofá es el elemento estrella de cualquier salón y conviene hacer una buena inversión en él. La comodidad y el descanso de gran parte del día dependen de este importante elemento que, en cierto modo, es el que articula el estilo de la decoración de la estancia. No te obsesiones con su desgaste natural ni con las manchas que tarde o temprano terminarán apareciendo. Puedes prolongar la vida útil de este importante mueble empleando para su protección una funda para sofá.

Cómo elegir fundas de sofá

Conoce todas las opciones antes de elegir tu funda para sofá

Es un lugar en el que reunirse, en el que conversar, echarse una siesta o disfrutar de una película. Todos estos son motivos más que suficientes para plantearse la necesidad de proteger bien el sofá y asegurar que la inversión que has hecho en mobiliario va a tener una larga vida.

¿La solución más práctica y económica? Elegir una funda de sofá que, sin desentonar con el conjunto de la decoración de tu salón, te permita mantenerlo al margen de las manchas, el polvo y el desgaste habitual. Además, son una opción muy práctica para cambiar el estilo de la estancia cada cierto tiempo, renovando su imagen y poniéndole un color diferente.

Las alternativas disponibles son muy variadas por lo que, antes de elegir una funda para tu sofá, te conviene conocer cuáles son las opciones que tienes a tu alcance:

  • Fundas elásticas: se componen de un elástico de orientación horizontal y una badana interior en la que se introducen los cojines del sofá (por eso tiene que ser un sofá con cojines desmontables). Estas fundas dan mucho de sí y permiten cubrir la totalidad del mueble. Al tirar de ellas hacia abajo, se quedan acopladas a las líneas del sofá evitando así los desplazamientos por el uso.

  • Fundas multielásticas: en este caso la elasticidad es una característica que funciona tanto en sentido vertical como en horizontal, por lo que son ideales para aquellos sofás en los que los cojines y los asientos son fijos o aquellos que están provistos de grandes reposabrazos. Normalmente, estas fundas incorporan piezas de espuma que garantizan su fijación al sofá.

  • Sistema dúo: si no quieres prescindir del diseño original de tu sofá, lo mejor es emplear una funda de sistema dúo. Se compone de dos piezas independientes para que cubras por un lado el respaldo y por el otro el asiento, conservando así las líneas del sofá.

  • Salvasofá: cuando el sofá tiene líneas irregulares o excesivamente rectas, lo más práctico es emplear un salvasofá. Esta alternativa consta de tres piezas (dos para los reposabrazos y una para el cuerpo del sofá) y, si bien no cubre la totalidad de la tapicería, resulta muy cómoda y fácil de colocar.

Elegir una funda de sofá con tres sencillos pasos

  1. Elección del modelo: las pautas que te hemos indicado en el apartado anterior te servirán para determinar cuál es el tipo de funda que más conveniente te resulta en función de la estructura de tu sofá. Ten en cuenta que no es lo mismo un sofá con cojines desmontables que uno con respaldo y asiento fijos, con reposabrazos, sin estos, etc.

  2. Elección de la tela: aparte del estilo que más atractivo te resulte, tienes que pensar que el tipo de tela que escojas para tu sofá se tiene que ajustar a tu estilo de vida. Si tienes niños o mascotas en casa, el desgaste y la suciedad serán dos aspectos muy comunes, por lo que convendría que escogieras un tejido resistente (como el algodón o el poliéster) y de fácil lavado.

  3. Elección de la medida: las fundas de sofá (incluso las universales) se comercializan con unas medidas concretas. Mide el ancho y el alto del sofá, con o sin cojines (dependiendo del modelo), y asegúrate de que la funda que vayas a comprar encaje en esas dimensiones. Es importante que quede bien ajustada. Cuando están sueltas el efecto visual no es muy estético.

También te puede interesar...

Noticias: cómo lavar una manta de lana en la lavadora
¿Cómo lavar una manta de lana en la lavadora?

Noticias: cómo lavar fundas de sofá en la lavadora
¿Cómo lavar fundas de sofá en la lavadora?

Noticias: cómo lavar un edredón a mano
¿Cómo lavar un edredón a mano?

Noticias: cómo se limpia un estor enrollable
¿Cómo se limpia un estor enrollable?

Cómo lavar una manta que no cabe en la lavadora
¿Cómo lavar una manta que no cabe en la lavadora?

Noticias: cómo limpiar las alfombras de pelo largo
¿Cómo limpiar las alfombras de pelo largo?

Noticias: cómo lavar colchas en lavadora
¿Cómo lavar colchas en lavadora?

Noticias: cómo lavar cortinas blancas
¿Cómo lavar cortinas blancas?

Noticias: cómo limpiar muebles de madera con vinagre
¿Cómo limpiar muebles de madera con vinagre?

Noticias: diferencias entre sacos nórdicos infantiles y edredones ajustables
Diferencias entre sacos nórdicos infantiles
y edredones ajustables