Alfombras de lana

Alfombras de lana

Hay 19 productos.

Decorando con alfombras de lana

Lo natural está de moda y eso es algo que también se refleja en la decoración de tu hogar. Las alfombras de lana de regalahogar.com son el ejemplo de cómo es posible encontrar el equilibrio entre un accesorio decorativo y asequible y un complemento que pone de manifiesto cómo cada vez es más sencillo vestir tu hog...

Decorando con alfombras de lana

Lo natural está de moda y eso es algo que también se refleja en la decoración de tu hogar. Las alfombras de lana de regalahogar.com son el ejemplo de cómo es posible encontrar el equilibrio entre un accesorio decorativo y asequible y un complemento que pone de manifiesto cómo cada vez es más sencillo vestir tu hogar con conciencia medioambiental.

Cada vez nos rodeamos de más materiales y tejidos sintéticos que aunque pueden aportar colores o texturas muy interesantes muchas veces nuestro cuerpo no los reconoce y los rechaza a la larga, creando alergias. Generalmente cuando pensamos en este tipo de alfombras, pensamos en alfombras de estilo clásico, pero nada más alejado de la realidad, en nuestra tienda encontrarás una gran variedad de alfombras de lana modernas fabricadas con este noble material.

Ventajas de las alfombras de lana

Quienes compran alfombras de lana online sin duda están haciendo una inversión de futuro. Este tipo de complementos del hogar son una apuesta segura por la calidad, la durabilidad y la resistencia de un producto por el que los años pasarán sin que apenas te des cuenta.

Y es que con un sencillo mantenimiento la lana ofrece una respuesta increíble. Al ser una fibra de gran resilencia, puedes mover, arrastrar y aplastar tus alfombras de lana modernas a diario que siempre recuperarán su posición original. Una característica que no comparte con la mayoría de las alfombras fabricadas en otros tejidos más sensibles y con una capacidad de adaptación muy inferior.

De manera que si quieres llevarte a casa una de esas alfombras para toda la vida apuesta por una de las propuestas de esta sección de regalahogar.com y no te arrepentirás.

Características

Las alfombras que componen este catálogo de nuestra tienda online están fabricadas 100% con lana virgen natural de Nueva Zelanda con base de algodón, hechas a mano y con tintes totalmente naturales, por lo que son un tipo de decoración con conciencia medioambiental y totalmente responsable con el entorno.

Estas ya son algunas buenas razones por las que llevarse a casa una alfombra de lana, pero si necesitas alguna que otra más para terminar de hacer tu elección, aquí te presentamos otra serie de características que terminarán de decantar la balanza a su favor:

  • La lana es un material que no prende con demasiada facilidad. Así pues, resulta muy seguro en ambientes de decoración rural en los que, por ejemplo, te interese colocar tu alfombra próxima a una chimenea.
  • Alfombras y lana son un sinónimo de mantenimiento sencillo que además no provoca reacciones alérgicas porque el polvo se queda en la superficie. Si la aspiras con regularidad, te desharás de él sin problemas.
  • Tienen un enorme atractivo estético lo que revaloriza el aspecto del lugar en el que la colocas.
  • Funcionan genial como aislante natural tanto para el frío como para el calor, así que las puedes utilizar para ahorrar energía tanto en invierno como en verano.
  • También absorben el ruido, especialmente las de lana. Colocadas en una habitación pueden funcionar como un atractivo aislante acústico.
  • Repelen el agua en su capa más externa, gracias a la grasa natural que tiene la propia fibra, lo que hace que permanezcan limpias durante más tiempo.

Cómo limpiarlas

Si te preguntabas si las alfombras de lana se pueden lavar fácilmente, ya hemos resuelto tu duda. ¡Por supuesto que sí! Obviamente el éxito de esta operación dependerá mucho del tipo de mancha que se haya producido. Pero no te resultará muy complicado deshacerte de las manchas más habituales si sigues estos pequeños trucos:

  1. Si se trata de manchas húmedas, no las frotes. Lo primero que debes hacer es absorber la humedad con una toalla tanto como puedas, apretando sin restregar.
  2. Rocía con bicarbonato de sodio el lugar que se haya quedado húmedo y déjalo actuar durante al menos 30 minutos para que absorba la humedad restante..
  3. Utiliza la aspiradora para eliminar los restos de bicarbonato de sodio. Ahora que ya has quitado la humedad de la mancha original puedes proceder a su limpieza.
  4. Puedes utilizar un producto limpiador específico para lana o una solución de vinagre diluido en agua (media taza de vinagre por dos de agua y un poquito de jabón). Pruébalo antes en una esquina para asegurarte de que la alfombra no tiene reacciones adversas al producto.
  5. Seca con una toallita sin restregar, apoyando el peso sobre la zona humedecida. Posteriormente apoya la alfombra sobre una pared de tal manera que el aire pueda circular por la parte superior y el reverso acelerando de esta manera el proceso de secado.
Menos
Más
Mostrando 1 - 12 de 19 articulos
Aceptar

Al visitar Regalarhogar, aceptas nuestro uso de "cookies".